Averías más comunes en una excavadora

La maquinaria pesada destaca por ser muy robusta y por estar fabricada para trabajar en condiciones de gran dureza. Altas o bajas temperaturas, diferentes estados del terreno o durante largos periodos de tiempo son algunas de sus características de trabajo más comunes. A pesar de su robustez el turno para reparación maquinaria obras públicas o construcción llega tarde o temprano.

Por eso es tan importante que para prevenir fallos o averías, que pueden llegar a ser muy importantes y costar una elevada cantidad de dinero, se recomienda que la excavadora o cualquier otra clase de maquinaria de construcción sea revisada de manera periódica y una vez al año revisarla en profundidad. De esta forma se pueden prevenir muchas de las averías más comunes de esta maquinaria.

Estas son las averías más comunes que puede tener una excavadora

  • Cilindros hidráulicos o los rotativos, bomba hidráulica o la de tracción o latiguillos hidráulicos.
  • Roturas, fisuras o grietas importantes en los brazos hidráulicos, palas, uñas, etc.
  • Motor diesel o gasolina (válvulas, calibración, filtros sucios o no adecuados, carburador, etc.)
  • Averías eléctricas o en los diferentes componentes electrónicos de la excavadora.


Para evitar esta o cualquier otra clase de averías en la excavadora, el mantenimiento preventivo juega un papel muy importante, algo muy aconsejable si no se quiere llevar al taller. En este mantenimiento los expertos analizarán el vehículo en busca de posibles fallos o averías así como detectar la causa del problema y realizar las acciones necesarias para solucionar el problema.