Características de una retroexcavadora

En un taller especializado en reparación maquinaria obras públicas se trabaja con un gran número de vehículos diferentes, siendo la retroexcavadora uno de los más comunes. ¿Qué sabemos de este vehículo? ¿Cuáles son sus principales características?

Así es una retroexcavadora

Esta clase de maquinaria está compuesta por tres partes principales: un tractor, un cargador y la retroexcavadora. Gracias al tractor, tanto el vehículo como las herramientas que utiliza para su trabajo podrán moverse de forma rápida y segura.

El cargador tiene la capacidad de transportar grandes cantidades de material, aunque su función principal es la de excavar. La pala dentada está diseñada para poder desenterrar la tierra más compactada o para levantar los materiales más pesados. Funciona de manera similar a una excavadora, dado que cava hacia detrás del vehículo en lugar de hacerlo hacia afuera como podría hacerlo una cargadora sobre ruedas u orugas.

La retroexcavadora está formada por tres partes, el palillo, la pluma y el cucharón, partes que están conectadas entre sí por varias articulaciones. Por su parte, el tractor es un vehículo que tiene un motor diesel montado sobre un chasis muy resistente y grandes neumáticos. Tanto la cargadora como la retroexcavadora se controlan de manera hidráulica.

La máquina es estabilizada gracias a unos topes estabilizadores que hacen que se reduzca la tensión, haciendo que gran parte del peso de la máquina descanse sobre ellos. De esta forma, tanto la máquina como los neumáticos sufren menos y todo el conjunto tiene una gran estabilidad mientras se trabaja.