Fallos más comunes en la maquinaria de obras públicas

Aunque toda la maquinaria destinada a las obras públicas está fabricada para ser muy duradera y trabajar bajo las condiciones más duras, el mantenimiento y la reparación maquinaria obras públicas es necesario tarde o temprano. ¿Cuáles son los fallos más comunes que podrían evitarse con un buen mantenimiento?

Prevenir fallos en la maquinaria de obras públicas es posible

Con un mantenimiento adecuado, se pueden evitar roturas de piezas móviles y fijas, sobre todo si no se respetan los pares de apriete, especialmente cuando superan los límites permisibles. Otro fallo común es no respetar las holguras y tolerancias, sobre todo por no hacer los ajustes de forma correcta o incluso por el uso de piezas inadecuadas.

Las fugas de líquidos y gases por el uso y colocación de forma incorrecta de los elementos de estanqueidad o por utilizar estos elementos ya utilizados sin haber sido correctamente revisados.
Puede haber diferentes problemas con los rodamientos debido a un mal engrase, habiendo utilizado una grasa no adecuada o no haber respetado la cantidad o forma de llevar a cabo el engrase. También es posible que haya problemas en los cojinetes y diferentes partes móviles debido a una deficiente alineación.

Las roturas de correas debido a un desajuste o contacto de elementos protectores de las bandas e incluso el recalentamiento de motores eléctricos debido a escasez de limpieza, virutas, polvo, etc. Todo esto pueden parecer averías menores, pero que pueden ser completamente solucionadas si a la maquinaria que se utiliza en obras públicas, se le proporciona un mantenimiento correcto.